CARENCIAS HABITACIONALES EN ZONAS URBANAS: Una caracterización a partir de las condiciones socioeconómicas de los hogares y una aproximación al déficit cualitativo y cuantitativo

    “La relevancia de la vivienda en la dimensión socio-económica de un país es indiscutible, además de ser uno de los dinamizadores más eficientes del aparato productivo, es muchas veces el único activo con el que cuentan las familias. Ocupar una vivienda en condiciones óptimas se relaciona con una menor exposición a las enfermedades respiratorias y al estrés, así como con un incremento en la productividad del trabajo. De acuerdo con la Gran Encuesta Integrada de Hogares de 2016, el 5.8% de las familias urbanas presentaron privaciones de tipo cuantitativo. Una aproximación empírica sugiere que la probabilidad de presentar déficit cuantitativo disminuye cuando aumentan lo ingresos familiares, el nivel de educación y la edad del jefe de hogar. Cuando un hogar tiene una vivienda propia disminuye considerablemente la posibilidad de tener este tipo de privaciones asociadas a la vivienda, lo que refuerza el efecto positivo de los programas habitacionales en cabeza del Gobierno Nacional y la necesidad de garantizar su continuidad”.
    Jueves, Abril 27, 2017
    Informe Económico: 
    88