“Uno de cada tres hogares enfrenta necesidades de vivienda en Latinoamérica”: BID

    La capacidad de gestión de los gobiernos municipales es clave para planificar y ejecutar proyectos que posibiliten un desarrollo urbano inclusivo.

    Cartagena, agosto 31 de 2017

    En el Congreso Colombiano de la Construcción que se desarrolla en Cartagena, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, aseguró que dentro de sus ejes de trabajo está el desarrollo de ciudades cada vez más sostenibles y que construyan escenarios de equidad, bienestar y comunidad.

    Para el Directivo del organismo multilateral, el problema más grave es la brecha de calidad de vida y oportunidades en las zonas urbanas, un fenómeno que se da en todo el mundo pero que está muy acentuado en los países latinoamericanos. Explica que el BID lleva más de dos décadas impulsando este tipo de programas en muchos países de la región, comenzando por las favelas de Rio de Janeiro, donde se han incorporado componentes que involucran transformaciones físicas como vías de acceso, acueducto, alcantarillado, alumbrado público o espacios recreativos, así como programas de regularización de tenencia de la propiedad. Por otro lado, tienen elementos que contribuyen al desarrollo económico y social de los residentes de los barrios como capacitación laboral, atención a grupos vulnerables y talleres para reducir los niveles de violencia. 

    “El fin último de estas iniciativas es romper el ciclo de degradación urbana e integrar los asentamientos informales a la ciudad formal. En muchos casos hemos visto que estos programas llevan a los vecinos a mejorar sus propias viviendas, no solo porque tienen más seguridad de que no los van a desalojar, sino también porque todo el barrio se valoriza”, afirma el Presidente del BID”.

     “Las ciudades con mejores niveles de vida y mayores niveles de ingresos atraen el talento que necesitan las empresas para ser más productivas y competitivas. A su vez, si son exitosas, las empresas y sus empleados contribuirán con sus impuestos a la gestión municipal. Y así se crea un círculo virtuoso en donde todos ganan”, concluye el Ejecutivo del BID.