Un 2017 positivo para la actividad edificadora en Boyacá

    La meta de licenciamientos para este año es de 860.000 metros cuadrados (m2), de los cuales 690.000 serán para construcción de vivienda.

    Tunja, 13 de marzo de 2017

    En la Asamblea Anual de Afiliados de Camacol Boyacá que tuvo lugar este sábado, se destacó el potencial que tiene el departamento para el desarrollo de proyectos de vivienda, que solamente para este año espera la inversión por parte de los hogares de más de 540.000 millones de pesos.

    Así lo señalan estimaciones de Camacol basadas en las cifras de Coordenada Urbana que, además, proyecta el licenciamiento de 690.000 metros cuadrados para vivienda y 169.000 para destinos no residenciales en la región; 4.000 unidades habitacionales lanzadas; la generación de 7.000 nuevos empleos directos en el sector; y la demanda de insumos que solamente en cemento ascenderá a 354.000 toneladas. 

    Según la Presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, "se prevé un año con mayor certidumbre y señales de recuperación a nivel macroeconómico que, junto con la oportunidad que ofrece la región, dejará réditos importantes para el desarrollo del sector. Sin embargo, se necesita el respaldo de la administración local para garantizar el entorno de inversión regional, asegurando los derechos del sector productivo, el acceso a la vivienda y el desarrollo urbano formal que se derivan de los procesos oportunos de habilitación de suelo y de la expedición de licencias de construcción, sin desconocer  que la inversión privada en edificaciones es además una fuente de financiamiento que mejora la capacidad fiscal territorial".

    “En Boyacá, teniendo en cuenta las cifras del DANE, el 55.5% de los hogares son no propietarios de vivienda, de los cuales el 86% tiene ingresos por debajo de los 4 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, pueden aplicar al programa Mi Casa Ya. Además, se espera que en los próximos cuatro años se formen cerca de 19 mil hogares, lo que significa una demanda potencial y una gran oportunidad para continuar con el desarrollo del sector en la región”, concluye Sandra Forero Ramírez.