“Cifras de empleo evidencian la importancia del sector constructor en la economía nacional”: Camacol

    La actividad edificadora generó 90.043 puestos nuevos de trabajo en febrero, una variación de 6,6 por ciento si se compara con el mismo mes del año anterior.

    Sin la generación de mano de obra directa por parte de la construcción, la tasa de desempleo a nivel nacional habría sido de 11,8 por ciento.  

    La Presidenta de Camacol advirtió dos puntos urgentes a atender si se quiere mantener la senda de recuperación para el sector y la creación de nuevos puestos de trabajo. 

    Bogotá. Viernes 29 de marzo de 2019

    Los últimos datos revelados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) sobre el empleo evidencian la importancia del sector constructor en la economía nacional. Así lo aseguró la presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero, al conocer que para febrero de 2019 el sector generó 90.043 nuevos empleos frente al mismo mes del año 2018.

    Las cifras del Dane indican que la construcción fue la segunda actividad de mayor aporte al crecimiento de la población ocupada, superada solo por el sector de servicios. Empleó a 1,4 millones de personas, demostrando la capacidad del sector para sostener al 6,5 por ciento de los trabajadores a nivel nacional.  

    “Estos resultados ratifican la importancia de incentivar al sector constructor no solo para que siga generando nuevos puestos de trabajo por todo el país, sino también para continuar cumpliendo el sueño de miles de colombianos de tener vivienda formal y que promueve el desarrollo de nuestras ciudades”, dijo Forero.

    Las ciudades con mejores dinámicas del mercado laboral asociado al sector constructor fueron Popayán (33,5%), Pereira (31,9%), Villavicencio (24,1%), Armenia (23,2%) y Bogotá (22,2%). Esta última ciudad aportó 46.570 ocupados (52%) al total de 90.043 empleos generados por el sector en febrero de 2019.

    "La capacidad del sector en la generación de empleo debe ser un pilar de la política pública del país y una estrategia central de las administraciones locales. Necesitamos mayor seguridad jurídica y más eficiencia regulatoria para que esta senda de recuperación sea sostenible en el mediano plazo." concluyó Forero.