PIB edificaciones: ajuste en 2017, mejores expectativas en 2018

    La construcción de edificaciones presentó una reducción en el valor agregado de -10.4%, donde la construcción de vivienda registró una variación de -6,2% y el desarrollo de  proyectos no residenciales -16.2%.

    Bogotá, 15 de febrero de 2017 

    De acuerdo  con los  datos  publicados  hoy por el  DANE sobre el desempeño de la economía en 2017, el PIB creció 1,8%. En ese resultado, la construcción de edificaciones presentó una reducción en el valor agregado de -10.4%. Al interior de la actividad edificadora, la construcción de vivienda registró una variación de -6,2% y en el desarrollo de  proyectos no residenciales la reducción fue de -16.2%.  

    De acuerdo con la Presidente Ejecutiva de CAMACOL, Sandra Forero Ramírez, “el resultado sobre el crecimiento del país evidencia las complejidades económicas del año 2017,  en el que la menor generación de  empleo y las mayores  tasas de  interés desestimularon  el consumo y la inversión”. Asimismo, destacó que “pese a la incertidumbre  que genera el periodo electoral, el país ha recibido buenas noticias en materia económica durante 2018 y eso es un motivo  para prever una recuperación gradual, con mayor fuerza en el segundo  semestre del año”.

    Respecto al desempeño del sector edificador, la Ejecutiva del Gremio afirmó que el resultado observado era previsible teniendo  en cuenta la menor  velocidad  en la comercialización de los proyectos de vivienda y el fuerte retroceso en el inicio  de obras en edificaciones comerciales  y de oficinas a lo largo del año. “Lo  positivo es que  durante el segundo semestre del año 2017 mejoraron las condiciones necesarias para abonar una recuperación  en 2018. Tasas de interés a la baja, menores niveles de inflación y recuperación gradual de la confianza son señales  muy positivas para el  mercado de vivienda”. 

    Frente a la dinámica de construcción de proyectos no residenciales, la expectativa es que, con la recuperación prevista del consumo y la inversión, haya un repunte en el desarrollo de edificaciones para el comercio, la industria, la hotelería y los servicios, sin olvidar  que hay segmentos  y regiones  en las cuales hay mayores tasas de vacancia que harían que la recuperación en la construcción de este tipo de proyectos se dé a un menor ritmo.

    Finalmente, la Presidente Ejecutiva destacó los esfuerzos del Gobierno Nacional en dar continuidad con la política de vivienda social y los estímulos a la inversión en vivienda nueva del segmento medio. “Los 77.000 subsidios que puso a disposición el Gobierno Nacional jugarán un papel central en la dinámica de la construcción durante el 2018, año en el que esperamos un crecimiento de 4.6% en el PIB del sector, y con un gran aporte a ese resultado de los programas de Mi Casa Ya, FRECH VIS y Cobertura a la tasa de interés No VIS”, concluyó Sandra Forero Ramírez.