Ventas de vivienda nueva llegan a 42.000 unidades en el primer trimestre del año 2018

    En el primer trimestre del año 2018, las ventas de vivienda de interés social tuvieron un nivel positivo con 24.368 unidades.

    Bogotá, mayo 8 de 2018

    De acuerdo con las cifras registradas por Coordenada Urbana, en el primer cuarto de año la comercialización de viviendas nuevas alcanzó las 42.052 unidades, significando un 11% más que en el trimestre inmediatamente anterior (octubre-diciembre de 2017), cuando las ventas llegaron a 37.877 unidades.

    “Tal como lo hemos reiterado en diferentes momentos, las condiciones para adquirir vivienda están cambiando de manera favorable para los colombianos, quienes están aprovechando las tasas de interés más bajas y los programas del gobierno para facilitar la compra en segmentos de medios y bajos ingresos. La recuperación se está dando, aunque de manera más lenta de lo previsto”, señala la presidente ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez.

    Según las cifras reportadas, el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS) sigue jalonando el mercado habitacional, que en el primer trimestre del año registro 24.368 unidades comercializadas, es decir un 18% más que en el último trimestre de 2017 y un nivel superior al promedio de los últimos años (21.466 unidades). “Sin embargo, se requiere dar continuidad a la política de vivienda social (2018-2022), y por esta vía impulsar el aparato productivo y generar puestos de trabajo”, asegura la Ejecutiva del Gremio.

    De la misma manera, para las viviendas del segmento medio, es decir aquellas cuyo precio se encuentran entre 105 y 340 millones de pesos, se vendieron 13.335 unidades de vivienda en el primer trimestre, un 15% por encima de las que se vendieron en el último cuarto del año anterior.

    Precisamente, “dentro de nuestras propuestas para el próximo gobierno, que tienen como propósito garantizar el acceso a la vivienda en un contexto de construcción de ciudad de calidad, están dar continuidad a la cobertura a las tasas de interés y al subsidio a la cuota inicial para las VIS, promover la profundización en la financiación de vivienda y generar incentivos al ahorro e inversión en vivienda nueva, entre otros”, concluye Sandra Forero Ramírez.